Los huevos rancheros es un tradicional desayuno mexicano que se ha hecho muy popular a lo largo de toda América y quizás por esta razón tan sometido a tantas variantes locales. Los huevos rancheros son servidos no solo en el desayuno sino que pueden ser servidos a media mañana o incluso durante el almuerzo.

La versión más simple de los huevos rancheros consiste en tortillas de maiz ligeramente fritas, y huevo frito con algún tipo de salsa picante y acompañados de frijoles refritos. Se puede usar huevo revuelto en lugar de huevos fritos.

Una variante popular de los huevos rancheros son los huevos divorciados que consiste en dos huevos servidos al estilo de los huevos rancheros, pero uno de los huevos se cubre de salsa verde y el otro con cualquier otra salsa en rojo, separados por una ‘pared’ de frijoles o chilaquiles.

Como la popularidad del plato es muy grande se ha extendido más allá de las fronteras de México en una multitud de formas adaptadas a los gustos locales. El escritor culinario Clementine Paddleford, encontró una versión en los 1950s en Texas que empleaba huevos pochados en una salsa de tomate con tocino y servido con una tostada. algunas variantes emplean tortillas de harina de trigo en lugar de las de harina de maíz; salsa de chili (o salsa enchilada) en lugar de la mezcla con salsa de tomate; adiciones como tiras de queso, salchichas, y nata ácida; a menudo decorada con tomates frescos y lechuga.

Informacion de Wikipedia

Order Now
Directions